De Amor, Amantes y Amigos

Revista de amor y Relatos de amor

Room Mate, hoteles amigos que enamoran

La primera vez que vi un Room Mate fue por casualidad. Bajaba desde la Plaza de Santo Domingo hacia Sol y giré por la Travesía de Trujillos, en dirección a la parte trasera de El Corte Inglés. Vamos, donde ponen el Cortylandia. Pues bien, me llamaron la atención unas banderolas blancas con letras naranjas colgadas verticalmente en la fachada de un edificio antiguo pero con la cara lavada. En esas banderolas aparecían dos nombres, el de Room Mate y el de Laura. ¡Qué curioso!, pensé. Debe ser algo así como un Hostel o un Bed and breakfast, del tipo de los que hay en algunas ciudades europeas para los turistas.

Laura Foto de: http://www.theulifestyle.com

Otro día, bajando por la Calle Campomanes, me encontré con un cartel similar al de días atrás, pero en este caso, bajo la rúbrica Room Mate, aparecía el nombre de Mario, y la curiosidad me pudo. ¿Qué era aquello? ¿Una cadena de hoteles con nombres de personas? Al llegar a casa, lo busqué en Internet y fue amor a primera vista. No era exactamente una cadena, sino un nuevo concepto dentro del complejo sector hotelero en el que ya parecía estar todo inventado. Y no era una cadena porque, al entrar en la galería fotográfica comprobé que cada uno tenía su personal diseño, además de su nombre propio. Habían humanizado a los hoteles, no sólo bautizándolos, también asignándoles una cara y unas cualidades. De ese modo a Alicia, en la Calle Prado la presentaban como original, culta e inquieta; temperamental, sexy e innovadora eran los atributos de Laura; cosmopolita, noctámbulo, moderno y extrovertido, los de Oscar, y así con todos los hoteles, por aquel entonces, unos diez, (hoy son ya 18), que integraban la particular familia Room Mate. Me gustó tanto la decoración, el hecho de que estuvieran tan céntricos y sobre todo, su precio, muy asequible para mi humilde bolsillo, que no dudé en secuestrar la página, arrastrándola a mi carpeta de favoritos. ¿Quién sabe? A lo mejor algún día la necesito. Y así fue. A los pocos meses, y con motivo del 40 cumpleaños de mi pareja le regalé una estancia de una noche en Oscar, el Room Mate de Chueca. Ya he hablado de esta historia en la sección “Sorpresas de amor”, en el post titulado “El Viajero en el tiempo”. Entré en la web y me encantó comprobar que además, no tendríamos que madrugar al día siguiente, porque el desayuno lo ofrecían hasta las 12 de la mañana. Qué alivio, me dije, y es que no hay nada que me parezca más contradictorio y fastidioso, que estar de vacaciones y verme obligada a salir de los brazos de Morfeo para bajar a desayunar. Con el gusto que da remolonear por las mañanas, sobre todo si estás con tu pareja en un sitio precioso y viviendo un momento especialmente romántico. Se me pone a veces un mal humor, porque encima el desayuno es precisamente mi comida preferida del día, y más en los hoteles, con esas bandejas repletas de dulces tentaciones en las que deseas caer, sin ningún tipo de remordimientos, una y mil veces.
Lo dicho, llamé por teléfono para hacer la reserva de una habitación Executive, algo superior a la Estándar, porque me vine arriba con la autocomplaciente frase “un día es un día”. Entre que la atención telefónica fue exquisita y muy familiar, dicho sea de paso y en favor del personal del hotel, y que yo enseguida me suelto, le acabé contando a la chica que me atendió que se trataba de una sorpresa, ya que era el cumpleaños de mi novio.
roommate-hotels-madrid-oscar-7
Al llegar allí, a eso de la 1 del mediodía, la sorpresa nos la dieron ellos a nosotros, porque, sin tener que abonar ningún extra, sin ser ningún personaje famoso, ni ostentar ningún cargo político, habían decidido, y como regalo de cumpleaños, ofrecernos una Junior Suite, preciosa no, lo siguiente. roommate-hotels-madrid-oscar-2
Los amabilísimos chicos de recepción, nos dijeron que siempre intentaban, eso sí, dependiendo de la disponibilidad, tener algún detalle con los clientes en sus fechas especiales. Pero es que además, y ya en la enorme habitación blanca y naranja, nos encontramos con una cesta de frutas y una felicitación. Dejamos las cosas y salimos a patear Madrid. No era la primera vez que habíamos decidido jugar a ser turistas en la ciudad en la que vivíamos, porque, de verdad que se ve de otro modo, pero el hotel nos había gustado tanto, que a eso de las 8 de la tarde, decidimos regresar. Subimos a tomarnos una cervecita a la terraza del ático, un lounge bar con piscina exterior y con unas vistas de Madrid impresionantes. Lástima que aquella tarde llovía y se habían visto obligados a cubrirla, pero aun así, mereció la pena, y no os digo nada del desayuno que bajamos a disfrutar al día siguiente a eso de las 11 de la mañana: abundante, variadísimo y exquisito. No me extraña nada leer o escuchar a Kike Sarasola, presidente de la compañía, decir que los Room Mate pretenden hacerte sentir igual de cómodos que cuando te quedas en casa de un amigo y de ahí precisamente, la humanización de sus hoteles, la personalidad de la decoración y el trato cercano y familiar de todo el personal del hotel, porque, desde luego, nosotros, tuvimos la oportunidad de comprobarlo.
Ahora leo que Room Mate ha anunciado la apertura de 11 nuevos establecimientos durante los próximos dos años. Con ellos se duplicarán el número de habitaciones, pasando a 2.100, y se llegará a cinco nuevos destinos: Estambul, Bogotá, Rotterdam, Milán y Roma, además de reforzar otras como Nueva York y Barcelona. El primero, en Estambul, y cuya inauguración está prevista en el mes de julio, ya tiene nombre, Karem y ahora sólo falta que los fans, seguidores, simpatizantes o clientes de estos hoteles con identidad propia, propongan y voten el que se convertirá en el rostro que abra la puerta y de la bienvenida a la ciudad turca. Yo me alegro y les doy la enhorabuena, por la idea, por ser una empresa española y sobre todo por la innovación. ¡Suerte!
Como siempre, el NavegAmor os deja algunas referencias para que sepáis un poco más de los Room Mate, hoteles absolutamente recomendables para disfrutar de una estancia diferente, romántica, original y una gran idea de regalo.

Nota de prensa de www.europapress.es: Room mate busca cara para el primer hotel en Estambul.
Web de Room Mate: www.room-matehotels.com
Blog room mate
Entrevista a Kike Sarasola en Emprendedores
Facebook Kike Sarasola

POR MAYTE GARCÍA CANEIRO

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.290 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: