De Amor, Amantes y Amigos

Revista de amor y Relatos de amor

Leyendas de Pasión, una pasión de leyenda

POR MAYTE GARCÍA CANEIRO
El pasado viernes, en mi desesperada huida del fútbol, mi cerebro le envió un mensaje certificado a los dedos de mi mano con la misión de encontrar un destino en el que reposar, reír, llorar y sentir durante un par de horas. Era lo que le apetecía en ese momento, ¿qué quieres que te diga? Ellos, muy obedientes y eficientes se dirigieron audaces al mando de la tele de la cocina y en el primer intento me regalaron lo que esperaba. Llevaba sólo 20 minutos empezada y como no era la primera vez que coincidíamos, enseguida volví a sentarme cómoda.

Imagen de filmaffinity.com

Imagen de filmaffinity.com

Y es que una historia como la de Leyendas de Pasión, con ese cocktail de sentimientos, esa fotografía, esa banda sonora, ese ni contigo ni sin ti, ese tres a una y esa pedazo de melena al viento anuncio Pantene de ese Brad Pitt en su mejor momento, es siempre una apuesta segura para soñar un ratito despierta.
Con mi novio fuera de juego y enganchado al balón pie en la tele del salón, podía además disfrutarla sin las interrupciones típicas del sexo masculino cuando se siente obligado a acompañarte a ver una película dulce de leche, véase, “¿Y esto dura mucho?”, ¿Cómo te puedes creer esas cosas?”, “Si es que a las tías os lavan el cerebro con estas pelis, y por eso luego la vida os decepciona”. Si a eso le añadimos que era en la 1, alias, no te meto ni un anuncio, el plan se hizo absolutamente irresistible.
No voy a hablar del argumento, ni a referirme a detalles técnicos, que para eso ya están las críticas y los críticones. Yo me quedo con lo que me transmite la película desde el punto de vista emocional, porque si os fijáis, en ella, el amor muestra algunas de sus caras. De hecho, podría decirse que la historia parte del desamor y del abandono. El Coronel Ludlow (un como siempre brillante Hopkins) vive en un rancho de Montana con sus tres hijos varones: Alfred, Tristán y Samuel, después de que su mujer le haya abandonado. Aunque parece ser que en la novela se especifica que se marcha con su amante, en la película ni siquiera se sugiere sutilmente. La madre no vive con ellos y ya está. Pero quizás, psicológicamente hablando, ese sea precisamente uno de los más importantes motivos que empuja a los tres hermanos a enamorarse de la única figura femenina, aparte de las que integran la familia india que se encarga del rancho, que aparece por allí: Susannah (una siempre sufridora Julia Ormond). En Leyendas de Pasión a la Ormond no le va nada mal, si no fuera por el final, claro. Me hubiera gustado ver su cara cuando le ofrecieron un papel en el que “oh, pobrecita tú, que al final te cortas el pelo y te quitas del medio pero durante el resto de la peli, eres el objeto de deseo y de amor de tres hermanos muy normalitos ellos”. Ya estoy imaginándome la conversación para convencerla y que aceptara el papel. Empezarás con Samuel, papel interpretado por Henry Thomas, ese actor tan poco agraciado, ¿recuerdas? Es el pequeño, el idealista, el imprudente y con él vivirás la ilusión del primer amor, pero te casarás con Alfred, el mayor, el sensato, el responsable, que te ofrecerá un amor estable, tranquilo, sin altibajos y una vida muy cómoda llena de caprichos. Por cierto, para interpretar a este papel tenemos al también feísimo y con unos ojos horrorosos Aidan Quinn. Ah, y se me olvidaba comentarte que el amor apasionado, el amor loco, el inconveniente, el arrebatador, el salvaje, el que te pone el estómago en la garganta y tu mundo patas arriba, ese, lo vivirás con el hermano mediano, Tristán, papel para el que hemos fichado a este chico que pasa tan desapercibido por la vida, que no le gusta a casi ninguna mujer, sí hombre, Brad Pitt.
Vamos, que ante esa oferta, muchas no habrían dudado en pagar por el papel y es que ella, se deja querer y sufre, sufre mucho, sobre todo cuando el destino le obliga a ser testigo y ver cómo otra mujer, Isabel II, finalmente consigue tener la vida que a ella le hubiera gustado junto al inaccesible, indómito e inalcanzable Tristán. La famosa frase que, en mi opinión, resume en parte el argumento de la película: “Por mucho que tardes te esperaré”, le pasa factura porque aunque transcurren muchos años, Tristán regresa con su oso interior domesticado, y con la intención de echar raíces y se convierte en “Siempre resultó ser demasiado tiempo”. Pero ¿quién puede culpar a Susannah en su decisión de dejar de esperar y de casarse con Alfred? Al fin y al cabo, el huidizo, el que desaparece constantemente, el que abandona una y otra vez a sus seres queridos es Tristan, en su desesperado y obsesivo intento de encontrarse y reconciliarse consigo mismo.
Pero, sin duda, la frase que dota de significado a toda esa historia de amor, desamor, pasión, sufrimiento, celos, envidia, rencor es la que Alfred le dice a su hermano Tristán, casi al final de la película, porque, considero, que deja al descubierto una gran verdad: Lo realmente indomable e incontrolable son los sentimientos, es el corazón: “He cumplido todas las reglas, las humanas y las divinas. Tú no has cumplido ninguna y al final todos te han querido más a ti: Samuel, papá e incluso mi propia mujer”. Y es que “El corazón tiene razones que la razón no entiende”
Ahora, como siempre, el NavegAmor, os deja algunos links para que si queréis os apasionéis con esta apasionante película y un vídeo con unas preciosas escenas:

www.ecartelera.com
www.ojocritico.com
www.blogdecine.com
frasesdelapelicula.com

Anuncios

4 comentarios el “Leyendas de Pasión, una pasión de leyenda

  1. Mitchel Morales Alfonso
    octubre 28, 2014

    Interesante artículo. Fue una película que me impacto y que he repetido varias veces. Pudiera valer la pena comentar también Meet Joe Black, en la que Brad Pitt interpreta a la muerte, es una excelente y muy emotiva película que nos recuerda todo lo bello o complicado a la vez, que puede ser amar a otro ser.

    • deamoramantesyamigos
      octubre 28, 2014

      Michel, muchísimas gracias por tu interés, por tu comentario, por tu opinión, y por supuesto, por tu sugerencia.
      Un saludo

  2. Susana
    mayo 14, 2015

    Tienen algún enlace para verla en mi PC?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.289 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: