De Amor, Amantes y Amigos

Revista de amor y Relatos de amor

Yo también fui heavy. Las 6 baladas de amor que me conmovieron en los 80

POR MAYTE GARCÍA CANEIRO

BALADAS HEAVYS DE AMORbis

La comodidad de tener la cámara de fotos en los móviles es incuestionable. Los selfies marcan tendencia y en cualquier momento puedes inmortalizar una escena, un atardecer, una situación, sin el mínimo esfuerzo y con una calidad asombrosa, así como mejorar la imagen o tunearla gracias a los múltiples programas y aplicaciones de fotografía que no dejan de crecer. Sin embargo, y sin despreciar las ventajas de la era digital, creo que echo de menos esos antiguos y pesados albums de fotos recoge polvo, expuestos en las estanterías de la casa de mis padres, esperando impacientes mi regreso al pasado. Y cuando me acuerdo de lo mucho que me gusta recordar, les hago una visita y abro de nuevo la puerta que me lleva de un plumazo 20 o 25 años atrás y sonrío al comprobar que yo también fui heavy, aunque fuese una heavy edulcorada, con mis pantalones vaqueros ajustados y lavados a la piedra, con mi cazadora a juego forrada de borrego por dentro, mis zapatillas de deporte y esa melena rizada, despeinada y despreocupada en aquellos coches de choque de aquella feria de turno. ¡Qué expresión de niña- mujer dura más graciosa!, pienso mientras sonrío. Y entonces, me doy cuenta de que en esa preadolescencia de descubrimientos, quizás influyeron en mi aspecto aquellos grupos musicales que me atraparon con unas baladas, que, sin entenderlas del todo (mi nivel de inglés era el que me ofrecía el sistema educativo de la EGB), sonaban a llanto por un amor perdido, a desesperación por recuperarlo, a ruego de perdón, a melancolía. Hoy me he puesto a pensar en ello antes de escribir este post, y para que no me ocurriese lo mismo que con una de mis canciones favoritas, Hotel California (siempre la escuché, la sentí y la bailé como una desgarradora y preciosa canción de amor, hasta que un novio con alto nivel de inglés, al descubrir que al escucharla me acordaba de otro amor del pasado con el que siempre la bailaba, decidió destriparme el significado real de la letra, y dejarme con la misma sensación de decepción que cuando mis padres me dijeron que los reyes magos no existían), las he vuelto a escuchar, letra y traductor en mano. A Hotel California, y a lo que supuso para mí, independientemente de su contenido, le dedicaré otro post más adelante. Ahora, y aquí, quiero compartir contigo estas seis canciones, estos seis baladones que me traen tan buenos recuerdos, estas seis amigas musicales que me han acompañado y me acompañarán siempre:

1. Carrie de Europe. Es una despedida, el adiós a un amor que termina, un “puede que volvamos a encontrarnos aunque también puede que este sea nuestro último adiós”. En definitiva, a Carrie la dejan más sola que la una, pero eso sí, con una preciosa canción.

2. Is this love? De Whitesnake. Es una declaración de amor en toda regla. Ella se ha marchado, y él se está dando cuenta de lo que ha perdido y quiere recuperar, y todo, por no haber descifrado a tiempo que lo que sentía era amor verdadero. ¿Es amor lo que estoy sintiendo? ¿Es el amor que he estado buscando? ¿Es amor o estoy soñando? Debe ser amor porque me domina. Uffffff, ahora me gusta más.

3. Still loving you de Scorpions. Ésta, menos mal, era fácil entenderla tanto por el título como porque se repite continuamente en el estribillo, y a partir de ahí, intuir lo que quería transmitir. Recuperar un amor porque “todavía sigo queriéndote”. La esperanza de una vuelta y la promesa de una espera.

Y ahora, mi guapísimo y queridísimo protagonista de aquellas carpetas del instituto: Bon Jovi y tres canciones, como no podía ser de otro modo.

4. I’ll be there for you . Otra ruptura, otro llanto de abandono y otra súplica. ¿Qué hacían estos chicos heavys para que todas sus chicas les abandonaran?, me pregunto ahora. En esta canción hay arrepentimiento por el dolor causado y hay también una promesa de cambio: “Estaré allí para ti. Seré el aire que respiras. Viviría y moriría por ti, y robaría el sol. Las palabras se quedan cortas para explicar lo que el amor puede hacer”. Intenso, ¿no?

5. Allways. “Lo que daría por acariciarte el pelo con mis dedos, tocar tus labios, tenerte cerca”. En esta canción queda claro que ella le ha dejado por otro y él se lamenta por una historia de la que no ha podido pasar página además de la petición de una segunda oportunidad.

6. Never say good bye. Es la nostalgia de un amor adolescente “¿Recuerdas en el baile de graduación cuando nos peleamos y de pronto sonó nuestra canción? Bailamos tan cerca, bailamos tan lento y juré que nunca te dejaría marchar, que nunca te diría adiós”. Ayyyyyyyyyy, qué tiempos aquellos, los de mi adolescencia.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.290 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: